Para hablar de masajes orientales debemos tener en cuenta que la mayoría de las técnicas conocidas en la actualidad fueron desarrolladas en oriente con fines terapéuticos y relajantes, solo unas pocas fueron creadas y desarrolladas en el occidente.
Las técnicas correspondientes a los masajes orientales se comenzaron a utilizar desde el año 3.000 antes de Cristo y en la actualidad, un tratado médico denominado Nei Ching es el que contiene las referencias más antiguas de los masajes orientales.

Una de las diferencias principales que se sitúa entre los masajes orientales y las técnicas occidentales es sin duda el respaldo filosófico del primer caso.

Como bien sabemos, la mayoría de las técnicas que corresponden a los masajes orientales, suelen desarrollarse en base a la filosofía del chi y su influencia sobre el organismo humano.

El masaje oriental es una técnica que ayuda a relajar los músculos y abrir los canales energéticos del cuerpo.

El propósito del masaje Oriental aliviar la tensión, mejorar la movilidad y reequilibrar el flujo de energía vital.

Es una terapia alternativa integral que trata el cuerpo y la mente  ayudándolo a prevenir enfermedades.

¿Qué es el TUINA?

El Tui-Na o Tuina es una terapia cada vez más conocida en Occidente gracias a su gran efectividad y al auge actual de la Medicina Tradicional China. El Tui-Na va más allá que un masaje terapéutico ya que combina diferentes técnicas muy eficaces.

El Tui-Na es una terapia manual en la que se combinan maniobras de masaje, movilizaciones, digitopuntura, tracciones y manipulaciones.

Mediante estas técnicas se consigue estimular el flujo de Qi (energía) y Xue (sangre) del organismo, regular los órganos internos y equilibrar energéticamente el organismo.